14 series para aguantar la espera de Game of Thrones

22:21:00

Ahora que estamos sufriendo porque tenemos que esperar hasta 2017 para ver el desembarco de Daenerys en Poniente y también la llegada de los Caminantes Blancos, les traigo una lista con las series de fantasía, medievales o de época que pueden disfrutar para aguantar la espera. Muchas de ellas también son bastante recomendables, algunas hace tiempo que acabaron y otras son solo para cotorrear, pero valen la pena echarles un ojo, sobre todo porque varias de ellas son británicas, por lo que veremos desfilar a determinados actores que han tenido su participación en GoT.

PD: No meto series como Reign porque me da pereza -la serie, digo- o como The 100, porque esta es ciencia ficción.

Vikings

Sinopsis: Vikings está basada en las leyendas sobre el vikingo Ragnar Lodbrok, uno de los héroes más famosos de la cultura nórdica que saqueó Northumbria, Francia y Bretaña. La serie retrata a Lodbrok como guerrero curioso y navegante tecnológicamente innovador, ambicioso y rebelde, que hace construir un barco a su amigo Floki, para lanzarse a explorar los territorios al oeste de Escandinavia desobedeciendo al jefe tribal, el conde Haraldson, que ordena viajar hacia el este, como todos los años sucedía.
Ya hice una reseña de la primera mitad de su cuarta temporada. Es la opción a la que los fans de la serie de HBO más fácil recorremos y de hecho suscita enconadas discusiones en foros por usuarios que no saben diferenciar una producción de otra. Ambas son buenas y punto. Disfruten con el ascenso al poder de Ragnar Lodbrok, interpretado por Travis Fimmel, protagonista de la reciente cinta Warcraft, aprovechando que aquí hablamos de fantasía. Amen a Lagertha, adórenla porque es una diosa nórdica -no literal, pero ñam, ñam. Y, por supuesto, sonrían con las intrigas del rey Ecbert, porque verlo salirse con la suya siempre es un deleite.


The Last Kingdom

Sinopsis: Es el año 872 y muchos de los reinos separados de lo que ahora es conocido como Inglaterra han caído en manos de los invasores daneses, dejando al gran reino de Wessex sólo y bajo el mano del rey Alfred. Durante este tiempo, el Lord Uhtred, un noble sajón, es asesinado por los daneses y su hijo Uthred de Bebbanburg es capturado y criado como un danés. Pronto se ve obligado a elegir entre el país de su nacimiento y la gente que lo crió, por lo que su lealtad será probada.
También de vikingos, pero en este caso está basada en una saga de libros de corte histórico de Bernard Cornwell, “Sajones Vikingos y Normandos”, cuyo primer tomo, “Northumbria: El Último Reino”, de hecho lo tengo en la estantería como pendiente. La primera temporada se estrenó a finales del año pasado, solo 8 episodios que avanzan como si no hubiera un mañana, ofreciendo una historia bastante entretenida y dinámica. No tiene la intensidad de Vikings, pero para ampliar tus conocimientos sobre el mundillo nórdico no está mal. Aunque siempre hay licencias históricas, The Last Kingdom sería la secuela de Vikings en cuanto a hechos retratados.

Outlander

Sinopsis: Durante la Segunda Guerra Mundial, Claire, una enfermera casada, vive una experiencia sorprendente. Durante un viaje a Escocia, la joven visita un misterioso círculo de piedras antiguas. Afectada por un misterioso poder, Claire entra en trance para despertar lejos de su marido, su época y la vida que ha conocido hasta ahora.
Con ya dos temporadas, esta serie se ganó a pulso mi adoración y podría ser el siguiente fenómeno fan cuando se nos acabe GoT. No solo te hace desear como un loco visitar Escocia, sino que la relación entre Jaime y Claire es una de las más honestas, profundas y bien construidas actualmente. El amor entre ambos no da vergüenza ajena ni se fuerza, todo lo contrario, surge tan natural que te engancha y hasta sufres cuando se pelean. Pero que no los engañen sus primeros episodios, no es solo una serie romántica, esto también va de historia, especialmente la rebelión jacobita para colocar a un Estuardo en el trono de Inglaterra. También es muy feminista, sobre todo en el modo de tratar el sexo en pantalla. Si en la serie de HBO se quejaban de que este era burdo y gratuito, aquí cobra unas dimensiones estéticas, más cercanas a lo erótico que al mero sexposition.

Enamórense de la banda sonora de Bear McCreary (Battlestar Galactica), que te transporta a las highlands y te envuelve en su ambiente. Únanse a mí para odiar a Black Randall, un villano tan pérfido como Joffrey Baratheon o Ramsay Bolton. De hecho, el actor que lo interpreta, Tobias Menzies, también participó en Game of Thrones como Edmure Tully.

The Shannara Chronicles

Sinopsis: Todo comienza cuando Ellcrys, un místico árbol élfico enferma y su muerte está cada día más cerca. Este árbol ha sido la única pieza mágica que ha protegido siempre las Cuatro Tierras del mundo maquiavélico de los demonios. Amberle Elessedil es la única que puede salvarlo. Para ello, tendrá que desbloquear la magia de los elfos que lleva miles de años sin utilizarse. Con la ayuda de Wil Ohmsford, un semielfo, viajará por cada rincón para buscar la magia perdida y curar a Ellcrys. 
De la mano de MTV llegó a principios del año esta impecable producción –en los efectos especiales- basada, también, en una saga de fantasía épica, Las Crónicas de Shannara, escrita por Terry Brooks. El primer episodio me dejó anonadado por la factura técnica que desprendió, sinceramente esperaba una soberana mierda, pero siempre es bueno cuando te sorprenden. En cuanto a la historia, no es la gran cosa y de hecho es simplona. Un medio elfo, una elfa y una humana se deben embarcar en una misión para salvar al mundo de los inminentes demonios que están por salir a matarlos a todos. También está por ahí el típico maestro que guía a los héroes en su quest. Algo muy visto ya en el género, pero los 10 episodios pasan en un suspiro y entretienen. Tampoco faltan las dosis de triángulo amoroso y rostros bonitos ideales para los adolescentes –esto sigue siendo MTV-, pero es de agradecer que más historias de fantasía se estén dando a conocer.

The Hollow Crown

Sinopsis: La trama se inicia en el año 1399, y seguiremos las intrigas de la corte y las luchas dinásticas por el poder que se produjeron en la monarquía inglesa
La segunda temporada, estrenada hace un mes, también la reseñé aquí. Sobra decir que adapta las obras de William Shakespeare, sus dramas históricos y particularmente la conocida como “Henriada”, usando los versos íntegros y dando la sensación de que estás viendo teatro. Pero la calidad del vestuario, decorados y las batallas, así como la talla de los actores y la duración de los episodios –casi dos horas cada uno-, te hacen sentir como si en realidad estuvieras viendo una película. La primera temporada, estrenada en 2012, constó de cuatro partes en donde el gran highlight estuvo en ver a Tom Hiddleston –Loki- interpretando al rey Enrique V. En la segunda temporada de tres partes, le tocó el turno a Benedict Cumberbatch –Sherlock- como Ricardo III, marcándose una actuación de esas que te ponen los pelos de punta. Un diamante en bruto que no se pueden perder.

The White Queen

Sinopsis: El joven Edward IV es nombrado rey de Inglaterra por los York gracias a las manipulaciones del Hacedor de Reyes. Pero cuando Eduardo se enamora y se casa en secreto con la joven viuda Elizabeth Woodville, los planes de Warwick se empiezan a desmoronar. La mayor enemiga de Elizabeth es Margaret Beaufort, una mujer leal a los Lancaster y extremadamente religiosa que lo dará todo con tal de ver a su hijo Henry en el trono. La tercera en discordia es Anne Neville, un peón en manos de su padre Warwick, hasta que contrae matrimonio con el hermano pequeño del rey, el futuro Richard III.
En diez episodios, adaptando otra saga histórica, esta vez de Philippa Gregory –autora de La Otra Bolena, que de hecho tuvo una cinta interpretada por Natalie Portman-, llegó otra versión de la famosa Guerra de las Dos Rosas que enfrentó a las casas Lancaster y York. Ya comenté en mi reseña sobre Hollow Crown que este enfrentamiento inspiró a George Martin para el conflicto entre los Lannister y los Stark. La Reina Blanca nos habla de esta guerra desde el punto de vista de tres mujeres que sin ir a la batalla se enfrentan e intrigan para, también, obtener el último premio: el Trono. Malditos tronos, pero all hail the Queens, una de las cuales, por cierto, es interpretada por Faye Marsay, la niña Terminator que le dio tremenda correteada a Arya. Por otro lado, una segunda parte se está preparando, The White Princess, aunque el reparto cambiará.

Wolf Hall

Sinopsis: El Rey de Inglaterra, Enrique VIII, decide romper su longevo matrimonio con Catalina de Aragón y casarse con Ana Bolena. Sin embargo, el Papa y gran parte de Europa se opone a sus deseos. Es en ese momento en el que su Secretario de Estado y Primer Ministro, Thomas Cromwell, le sirve de apoyo. Cromwell es un hombre idealista, oportunista, astuto y ambicioso, que utilizará la volatilidad del Rey en su favor.
Otra joya de tierras inglesas que se llevó el Globo de Oro a mejor miniserie este año. Aquí toca asistir al reinado de Enrique VIII, el de las 6 esposas, cuando mueve viento, marea y hasta al Vaticano para poder casarse con Ana Bolena. Todo ello retratado bajo la perspectiva de Thomas Cromwell, maravillosamente interpretado por Mark Rylance. Su actuación es para enmarcar en un pedestal, asistimos a su lento pero contundente ascenso a la corte del rey –Damien Lewis (Homeland)- y sus peligrosos movimientos para asegurar su posición. Una delicia de tan solo 6 episodios. Como muchas de las series recomendadas, esta también se basa en libros -Wolf Hall y Bring Up the Bodies- escritos por Hilary Mantel, pero que no se han traducido al español.

The Tudors

Sinopsis: Los Tudor narra la polémica vida de Enrique VIII (Jonathan Rhys Meyer) desde el momento en que se convirtió en Rey de Inglaterra. El joven regidor tiene que aprender los entresijos de la corte, políticos y sexuales, llegando a contraer matrimonio hasta en seis ocasiones.
Ya que estamos con Enrique VIII, no podemos dejar pasar esta serie histórica de cuatro temporadas que nos va contando el turbulento reinado de este caprichoso  monarca, a la vez que asistimos al desfile de esposas. Vale la pena porque aquí se dio a conocer Natalie Dormer –otra Natalie interpretando a la Bolena-, que identificarán como a Margaery Tyrell –ay, sigo sufriendo-. También hay mucho desnudo gratuito –para los que querían paseo de la vergüenza: ¡corran  a verla!- y aunque no se sustenta demasiado en contar un retrato histórico de los hechos al estilo de las anteriores tres series, es corta y entretenida. No hay que tomársela muy en serio. 

Spartacus

Sinopsis: Spartacus es un tracio cuya existencia cambia cuando es capturado por Cayo Claudio Glabro y condenado a morir en la arena a manos de gladiadores. Mientras tanto, la mujer de Spartacus, Sura, es vendida como esclava sin que este conozca su paradero. Pronto se muestra la valía del tracio cuando acaba con sus verdugos en la arena donde iba a ser ejecutado, por lo que es vendido a Batiatus, que posee una escuela de gladiadores. Desde entonces, se traslada al espectador al violento mundo de la arena, los gladiadores, mientras seguimos la pasión de Spartacus por recuperar a su amada.
La madre del espectáculo gratuito y mamarracho, pero qué bien me la pasé con esas tres temporadas –y una minitemporada-, con esa testosterona a cascoporro y los litros de sangre más falsa que la kétchup. Al principio era una mierda –los primeros cuatro episodios, al menos-, pero cuando llega el combate gladiador es cuando te das cuenta de que esto tiene su gracia. De hecho, la serie mostró bastante madurez conforme avanzó, desarrollando a los personajes y también matándolos a diestro a siniestro. Cómo olvidar las abominables pero siempre disfrutables fechorías de Batiatus y Lucretia –interpretada por Lucy Lawless, a.k.a. Xena-, a Gannicus, el mejor gladiador del maldito universo o la rivalidad entre Spartacus y Crixus, a quien dio vida Manu Bennett, actor que vimos como un Orco en la trilogía de El Hobbit y que actualmente es el Druida de Shannara. De esas conexiones frikis que no puedo dejar pasar. En fin, que este show es tan absurdamente épico y cuenta con un final muy trágico y cruento –como cuenta la historia- que debo recomendarlo aunque sea para observar un espectáculo que no te engaña y da lo que ofrece. Ni más ni menos.

Black Sails

Sinopsis: Estamos en 1715. Es la época dorada de los piratas. Y New Providence es una isla dominada por los piratas más célebres y temidos de la historia. Uno de ellos es el capitán Flint (Toby Stephens), que se maneja como pez en el agua dentro de esa sociedad de corrupción, parches, desamores, traiciones y espadas
Hablando de series que comienzan para limpiarse el culo, pero terminan demostrando entereza, la historia que se inventa una precuela de la novela de aventuras La Isla del Tesoro de Robert Stevenson va por la tercera temporada con un entretenido show sobre piratas como no se había visto en la tele. Esto no es Piratas del Caribe, pero no lo necesita. Aquí tenemos la conflictiva personalidad del capitán Flint, luchando contra la leyenda del criminal malvado al que la historia condenará. Conozcamos al joven John Silver, asistamos al momento en que adquiere su pata de palo y también se convierte en un pirata temido por los ingleses. También con la composición de Bear McCreary y unos títulos de crédito muy artísticos, esta serie no la dejé al principio precisamente por el personaje de Flint, de quien capté las misteriosas capas que el personaje adquiriría y que dieron su fruto con ese impactante giro a mitad de la segunda temporada, la mejor hasta el momento, aunque la tres no decepcionó. En definitiva, si te gusta la novela de Stevenson y las historias de piratas, vela.

Galavant

Sinopsis: Como todo cuento, la historia comienza con el amor desenfrenado de este protector hacia su querida Madalena. Sin embargo, todo cambia cuando el maquiavélico rey Richard secuestra a su amada con el fin de casarse con ella. Galavant, un caballero de los pies a la cabeza, acude a su rescate cuando de repente se lleva una sorpresa
Podrá ser una ridiculez -y lo es-, pero esta comedia musical medieval (?) me hacía sonreír como un bobo con sus canciones, compuestas por Alan Menken, asiduo de Disney que se hizo un nombre gracias a la música de La Sirenita, la Bella y la Bestia, Aladdin y muchas otras. Con tan solo dos temporadas muy cortas, te reirás -o no- con el rey Richard, un monarca que intenta ser muy malo pero es un pastel por dentro. Creo que él es la verdadera estrella y no Galavant. Además, cuando escuchen la canción inicial, no podrán dejar de tararearla, es endiabladamente pegadiza. Denle una oportunidad, por muy estúpidos y avergonzados que se puedan sentir viéndola -o no-.

The Bastard Executioner

Sinopsis: Ambientada en la Gales del siglo XIV, cuenta la historia de Wilkin Brattle, un caballero del rey Eduardo I que, torturado por los horrores de la batalla, abandona las armas para vivir una vida mucho más tranquila como agricultor bajo una nueva identidad. Sus esfuerzos por huir de la violencia son inútiles y finalmente se verá obligado a aceptar el trabajo más sanguinario del mundo: el de verdugo.
Tuvo una temporada de diez episodios canceladas por las bajas audiencias. Aunque en realidad quien decidió no seguir con ella fue el creador, Kurt Sutter (Sons of Anarchy). Me pareció muy interesante y creo que una segunda temporada, como ocurrió con Black Sails, le habría dado la oportunidad de explotar todo el potencial que parecía tener. Fui muy fan de la relación entre Wilkin y Lady Love -con ese nombre ya te gana. Si vieron True Blood reconocerán a Stephen Moyer (Bill), que aquí interpreta a un barón manipulador e intrigante. Al menos la temporada acaba con una especie de cierre, por lo que no queda totalmente al aire. Aún así, me habría gustado que continuara.

Beowulf: Return to the Shieldlands

Sinopsis: Beowulf es un mercenario que regresa a la ciudad de Herot para honrar al fallecido Barón Hroðgar, el hombre que lo crió y lo formó. Pero al llegar al lugar, es atacado por el terrible monstruo Grendl. Al eliminarlo, Beowulf consigue el afecto de la Baronesa Rheda y la comunidad. A partir de ese momento, él comienza a descubrir lo que significa tener una familia y un hogar.
No estaba muy seguro de hablar de esta, porque es mala. A veces. Varias veces. No sé por qué nunca pueden adaptar o lanzar una buena historia de este poema épico. Tal vez porque es un poema y no una novela, el caso es que este año salió una primera temporada de 12 episodios -y creo que la única, ya no supe si la cancelaron- que por alguna razón terminé viendo completa. Intenta ser de aventuras al estilo Xena, pero le falta fuerza. Y sin embargo vi toda la temporada. Aún trato de explicármelo, aunque es verdad que había situaciones o capítulos que me parecieron divertidos. La recomendaría si no tienen nada mejor que ver, pero si no son muy exigentes les puede agradar. Los efectos sí están conseguidos, al menos, y el palacio de oro queda muy chulo también, al igual que los títulos de crédito. Pero tampoco es para tanto.

Marco Polo

Sinopsis: En pleno siglo XIII, el mercader y embajador italiano Marco Polo se embarca en un largo viaje hacia el misterioso Oriente, para iniciar nuevas rutas de comercio. Lo que no espera es que su apacible viaje se trunque en una travesía llena de peligros y aventuras que le harán llegar a la corte del líder mongol Kublai Khan. Allí, deberá aprender a esquivar las intrigas políticas y a los enemigos que le surjan, se convertirá en espía y aventurero, y tan solo su ingenio para deleitar la mente del Khan y su dominio de las artes marciales le harán sobrevivir en un Oriente tan atrayente como peligroso.
Seré honesto: vi la primera temporada y no me acuerdo de nada. Bueno, me quedó buena impresión del personaje de Cien Ojos y a veces del Khan y recuerdo que los exteriores y la producción eran bastante elaboradas, mejor que otras series de época, pero la historia no debió impresionarme mucho si no la recuerdo. Netflix recién estrenó la segunda temporada y quise ver el primer episodio. No aguanté, realmente estaba perdido. Ya volveré a ver la primera. O no.

You Might Also Like

0 comentarios

Vamos, no seas tímido, añade tu opinión a las Crónicas.

Etiquetas

a short history of fantasy (1) A Través del Nido de Ghants (1) abril (1) ana maría matute (1) Añoranzas y Pesares (1) barbara hambly (1) Black Sails (2) brandon sanderson (1) Cáliz de Fuego (1) Cámara Secreta (1) Canción de Hielo y Fuego (1) china mieville (1) Choque de Reyes (1) crítica (4) crónicas de la dragonlance (1) cuentos de los vikingos (1) Danza de Dragones (1) danza de la muerte (1) el camino de los reyes (1) el pistolero (1) El Retorno del Rey (1) El Señor de los Anillos (1) El Trono de Huesos de Dragón (1) elric de melniboné (1) Emmys 2016 (1) en el otro viento (1) eso (1) fantasía (1) Festín de Cuervos (1) final (1) Flint (1) Galavant (1) Game of Thrones (15) garras y colmillos (1) George Martin (1) glen cook (1) Harry Potter (1) historias de terramar (1) Hollow Crown (1) it (1) J. K. Rowling (1) J. R. R. Tolkien (1) jo walton (1) joe abercrombie (1) John Silver (1) Juego de Tronos (1) la ciudad y la ciudad (1) la compañía negra (1) La Comunidad del Anillo (1) la costa mas lejana (1) La Historia Interminable (1) la historia sin fin (1) La Roca del Adiós (1) La Torre del Ángel Verde (1) la torre oscura (1) Las Dos Torres (1) las tumbas de atuan (1) Last Kingdom (1) lecturas (1) lemony snicket (1) Libros (6) locke lamora (1) medio rey (1) Michael Ende (1) michael moorcock (1) Misterio del Príncipe (1) Once Upon a Time (1) Orange is the New Black (1) Orden del Fénix (1) Orphan Black (1) Outlander (2) Penny Dreadful (2) Peter Jackson (1) Piedra Filosofal (1) Prisionero de Azkaban (1) rabia (1) Reliquias de la Muerte (1) reseña (6) saga (1) salems lot (1) scott lynch (1) series (24) sexta temporada (11) Shannara (1) Spartacus (1) stephen king (2) Stranger Things (1) Tad Williams (1) tehanu (1) temporada cuatro (1) Terramar (1) The 100 (1) The Good Wife (1) The Hollow Crown (2) Tormenta de Espadas (1) Tudors (1) un mago de terramar (1) una serie de eventos desafortunados (1) Ursula K le Guin (1) vencer al dragón (1) Vientos de Invierno (1) Vikings (2) White Queen (1) Wolf Hall (1) wrap up (3)

Crónicas Recientes