Game of Thrones 6.06 y ¿dónde están los muertos?

10:51:00

Este sexto episodio de la sexta temporada de Game of Thrones se sintió como una especie de coitus interruptus para ir a tomar agua, un capítulo de esos que se suelen llamar de “transición”, muchas veces de manera despectiva, pero que siempre son muy necesarios en toda serie de televisión. Realmente hay poquísimas que no tengan uno de estos, un capítulo pausado que a muchos no les gustará y lo considerarán aburrido. Claro, tampoco ayuda mucho que venga después de la emoción de “Hold the Door”, pero veamos qué nos dejó “Blood of My Blood”, pues hay detalles y revelaciones interesantes.

Primero que nada ya sabemos por qué andaban haciendo la mega escabechina de secundarios durante la primera mitad… para que cupiera la troupe de secundarios que teníamos mucho sin ver. Este capítulo no tuvo muertes, -bueno, si no contamos a los zombies quemados-, pero sí más regresos de otros personajes perdidos entre tanta trama, muchos desde la tercera temporada.

En primer lugar: Marco Antonio Solís… ejem, digo, Benjen Stark. Estoy seguro de que no se habían olvidado de este tío que también era un miembro de la Guardia de la Noche y que desapareció para angustia de Juancho Nieves. Resulta que un Caminante Blanco le clavó una espada de hielo, pero antes de morir los Hijos del Bosque lo encontraron y lo salvaron… clavándole una daga de obsidiana, justo como crearon a los fríos. Pero a ver, no está muerto, pero no es un Caminante, pero su cara se ve azul… ¿qué rayos es?

Bueno, los lectores sabemos que hay un misterioso personaje llamado Manosfrías que ayuda a Sam y posteriormente a Bran durante sus travesías y que también parece un miembro de la Guardia de la Noche medio-muerto. Ojo, esto no quiere decir que en los libros Benjen será Manosfrías –de hecho, Martin hace mucho lo desmintió-, pero parece que los guionistas decidieron fusionarlo para evitarse tanto lío. Esto aún deja la incógnita de qué le pasó realmente al Benjen literario, pero es bueno que tengamos aún cosas por descubrir cuando salgan los tomos que faltan… si salen.

Fue un breve vistazo, pero pudimos ver al Rey Loco en su punto… de locura. ¡Quémenlos a todos! Y no solo eso, entre los flashazos también se puede apreciar cómo Jaime  lo mata y después sienta su culo en el Trono. Una escena mítica de los libros que cuesta verla al principio, pero si le vamos poniendo pausa la verán. Por ahí hay una teoría que dice que Bran, viajando por el tiempo, será el causante de la locura de Aerys Targaryen –con todo lo que ello conllevó-. Nunca me ha agradado esta teoría, ya que la locura del papá de Dany se agravó por otras circunstancias, pero el hecho de que nos lo muestren un poco es gratificante como lector. Yo siempre he sido partidario de que deberían hacer una temporada spin off dedicada a la Rebelión de Robert, sería espectacular.

Al fin, tras muchos episodios, vemos más movimiento en Desembarco del Rey, que era lo que me faltaba. Quizá muchos se quedaron decepcionados porque no hubo sangre y porque Margaery no hizo el paseíto (guarden su lubricante, ¡puercos!), pero está claro que el Gorrioncete no tiene un pelo de tonto y sabe jugar muy bien sus cartas. Sin tener que mostrar las pelotas de la joven Tyrell se las arregla para humillar al resto de la familia y de nuevo a los Lannister, convirtiendo a Tommen en su títere. Esto con Joffrey nunca hubiera pasado, seguro todos ya lo extrañan. La influencia del fanatismo religioso de la Fe ya se ha hecho con lo más alto, aunque sin duda la "conversión" de la duck face es una actuación para salvar a Loras.

A pesar de esta derrota, Cersei sigue muy confiada en que cuando le hagan el juicio, ella pedirá uno por combate y ganará con la Montaña zombificada. Lo que me enferma de todo esto es Jaime. ¿Dónde está mi Jaime? No entiendo por qué D&D siguen poniéndolo como el perrito faldero de la hermanísima. Que a estas alturas ya tendría que haberse enterado que le puso los cuernos con el primo Lancel –que por cierto, por ahí andaba de regreso con cara de estreñido- y mandado a la mierda a Cersei. Además, ¿qué es eso de que lo corren de la Guardia Real? ¿De quién fue idea, del Gorrión o del tío Kevan? Porque eso sí fue un movimiento estúpido. Ya liberado de sus votos, Jaime puede hacerse con los ejércitos Lannister de su padre y con Roca Casterly. Ahora ya es el heredero y puede marcarse un Rains of Castamere religioso. Pero no creo que pase.

Lo que me lleva al punto que me alegra. Finalmente y tras sus patoaventuras vergonzosas en Dorne, Manita de Oro irá a Aguasdulces para sacar al Pez Negro y así vuelven a encauzarlo en su camino de Festín de Cuervos. ¿Y recuerdan qué otro personaje la semana pasada le mandaron para ese mismo lugar y que tiene mucha relación con el Jaime? ¡Qué habrá reencuentro! Y, además, parece que volveremos a ver a Bronn, ¡yeih!

Entre regresos que nos causan urticaria, le volvemos a ver la cara a Filch… digo, a Walder Frey, otro personaje al que queremos ver sufrir de manera dolorosa como a Ramsay. Muchos se están haciendo pelotas con toda esta trama, simplemente porque ya no se acuerdan de la tercera temporada, así que es hora de que lo aclaremos. Sí recuerdan la Boda Roja, ¿ajá? No solo se llama así porque se cargaron a Robb, a Catelyn, a Talisa y su bebé y a un montón de extras norteños, sino porque ese macabro evento sucedió en unas nupcias. ¿Quién se casó? Edmure Tully, hermano de Catelyn y tío de Robb, que era un tarado y no sabía lanzar flechas. Es al que ahora vemos prisionero y para los fans de Outlander es el cabrón de Black Randall, otro personaje que todos quieren ver sufrir hasta lo indeseable y que es incluso peor que Ramsay. O ahí se la llevan.

Como sea, el caso es que tras la masacre, Walder Frey se convirtió en Señor de Agusdulces, el castillo de los Tully. En este capítulo nos aclaran que, obviamente, el vejestorio no se movió de Los Gemelos para ir a ocuparlo, mandó a dos de sus hijos -el que mató a Talisa y el que mató a Catelyn. Sin embargo, durante la Boda Roja, el tío de Cat, Brynden el Pez Negro, logró escaparse gracias a una meada. Parece que durante todo este tiempo estuvo envalentonando a diversos Lord de las Tierras de los Ríos para recuperar Aguasdulces y expulsar a los Frey, cosa que ya logró. También nos dejan caer que la Hermandad sin Estandartes anda metiendo cizaña (¿significa que también volveremos a ver a Thoros de Myr y a Beric Dondarrion?). El punto es que a Jaime lo mandan para allá a recuperar el castillo porque los Frey en realidad son una panda de cobardes inútiles, mientras que Brienne va para convencer a Blackfish de apoyar a los Stark contra los Bolton. ¿Qué pasará ahora que ambos tienen misiones muy contrarias?

Bien, espero habérselos aclarado. Continuemos para conocer a la familia de Samsito. El actor que interpreta a Randyll Tarly lo clava como el papá severo que desprecia a su hijo. Algo así como un Tywin Lannister, pero menos cabrón, pues este sí habría mandado a matar a Gilly y al bebé sin rechistar. Al menos Sam tiene una madre más dulce que aplaca al marido, que si no… Fue gracioso ver a la salvaje vestida con ropas de noble y la cena transmite incomodidad. Y, si Benjen no es Manofrías, Sam sí es manos-largas y se roba la espada de acero valyrio de la familia, Veneno de Corazón. Alá con estos nombres tan molones. Sin duda le será útil, recordemos que este acero también destroza en cubitos de hielo a los Caminantes. Lo que ya no entiendo es qué rayos hará Sam con su familia feliz. ¿Sí se irá a Antigua? ¿Los dejará por ahí ocultos?
Lo que me da penita es que no hayan puesto esa parte del cuarto libro cuando el barco en el que va Sam se detiene en Braavos y conoce a Arya sin saber que es Arya. Era una parte bonita en la que la pequeña lobo se enteraba de Jon era el Comandante de la Guardia y le daba mucho gusto. Le habría dado un poco más de vidilla al asunto, pero al menos la situación de una niña se complica porque una niña desobedece... otra vez.

Como lo decíamos, Arya no puede ser Nadie. Además, ha aprendido lo que necesitaba de los Hombres sin Rostro. Sabe cómo quitar una cara y convertirse en otra persona. Sabe luchar y cómo matar sutilmente. Por supuesto, la pequeña por mucho odio que traiga por dentro no es una bitch y no está dispuesta a matar a alguien que para ella no lo merece. Ahora tiene que huir, así que recupera a Aguja y se oculta. La niña malhumorada obtiene permiso de Jaquen para cargarse a Arya, por lo que parece que tendremos lucha a muerte entre las aguerridas Nadies.

Para el final del episodio tenemos otra vez una escena badass de Daenerys, gracias a que regresa Drogon y la Mil Títulos, como toda una máster, ordena que la esperen porque ya llegó su carruaje. ¿Y en dónde se dejó el caballo? ¡No me digan que se lo dio al dragón como comida! Pobre caballito. Bueno, ya sabemos que cuando Dany se pone en plan soy cool, lo logra, pero no creo que fuera necesario. ¿No les bastó a los Dothraki verla salir desnuda de las llamas para seguirla a donde la reina quisiera? A mí, sí.
Detalle: Dany pregunta cuántos barcos necesita para que todo su groso ejército parta a Poniente. Daario calcula que mil. Ja. ¿Recuerdan quién pidió la semana pasada que le construyeran justamente mil barcos? Desde que quemaron la flota de Meereen ya me olía que por aquí saldrían los tiros, pero me pregunto cuánto tiempo tardará Euron Greyjoy en llegar. No pueden esperar que nos creamos que en unos cuantos capítulos se construye todos esos barcos –cuando además en las Islas del Hiero tampoco es que haya mucha madera- y en otros pocos capítulos ya esté bien pancho con Dany. El Meñiquemóvil elevado al cubo. Santo por dios.

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Excelente y divertida reseña, creo que me pasaré por aquí cada lunes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Excelente y divertida reseña, creo que me pasaré por aquí cada lunes.

    Saludos

    ResponderEliminar

Vamos, no seas tímido, añade tu opinión a las Crónicas.

Crónicas Recientes